10 jun. 2011

Otro cuarentón de mayo

Clave: el 40 de mayo

Hace cuatro años escribí esto...

EnllaçHasta el 40 de mayo no te quites el sayo*.
Siempre me llamó la atención ese refrán, por variopintos motivos.

Es una ucronía y una excepción a la regla; imaginemos que cundiera la rareza, andaríamos locos y las agendas serían como pinturas cubistas... Ya no hablaríamos del 2 de mayo sino del 32 de abril, ni del 12 de octubre sino del 42 de septiembre, la Navidad caería en 55 de noviembre, el día de la República sería, si española, el 45 de marzo y si francesa, el 44 de junio, el 11 ese (sí, ese) hubiese sido en agosto el 42, y el juicio sobre el 11-M tendría que tener recogido en el sumario que 2004 fue bisiesto. Pero peor si peor : no tendríamos puente de la Purísima hasta, más o menos, el 340 de enero
¡Buf! no, no,
mejor no darle más vueltas y seguir con este 9 de junio como
la ¡única! fecha con dos números enteros válidos para nombrarla.



Y sigue válido, lo numérico. Aunque resulta que, cuatro años después...
Otro más cumplo pero esta vez sí que creo que mayo se alarga hasta su 40 y hasta bastante más allá.
Hablé el lunes en la acampadabcn, micrófono en mano y con cierta vergüenza por lo mono**, pero creo que se entendió cuando dije que estábamos a 37 de mayo.

**el mono contexto...


Continuidad? Crecimiento exponencial de la información? Disenso como parte del multiconsenso? Inercias, palos en la rueda? Teledigitales opinionistas y tertulianudos sin tópico al que agarrarse esta vez? Cosquilleo, prisa, calma? Revoluciones en distintos meridianos y distintos paralelos? Todo en hashtags y en pulgares arriba? Y a la vez todo bajo las sordinas mediáticas?

A todo esto, como cuarentón ya, bastante tiempo ha, me enfrento cada mañana, desde la del 16 de mayo, con menos cansancio, con menos resignación. Y con más vida. Y con más ganas de vivirla sin embotellar y con más ganas de beberla sin malestar.

Revolución sin más.
Resulta natural.

No hay comentarios: